Desde principios del siglo XX, el trabajo industrial tuvo una gran evolución debida principalmente a la implementación del “Management científico del trabajo”, iniciado por Frederick W. Taylor. En paralelo, y a medida que iban evolucionando las fábricas, se iban desarrollando también teorías sobre qué había que hacer para motivar a las personas.

Fue entonces cuando se fundamentó la idea de que las recompensas —especialmente el dinero— intensificaban el interés y potenciaban el rendimiento de las personas. De este modo, se fueron desarrollando prácticas de gestión en base al supuesto de que la forma de mejorar el rendimiento y aumentar la productividad era premiar los buenos comportamientos y castigar las conductas que se querían evitar.

Este supuesto está tan profundamente arraigado que apenas nos damos cuenta de que sigue siendo la base de muchas de las actuales prácticas de gestión.

Sin embargo, estas prácticas contrastan con las conclusiones de muchas investigaciones sociológicas (MIT, Universidad de Chicago, Carnegie Mello University, etc…), que demuestran que este supuesto no solamente no funciona y fracasa a menudo, sino que además es incompatible con muchos aspectos de la realidad empresarial actual.

Daniel Pink nos explica en este vídeo qué es lo que realmente motiva a las personas.


Una conferencia divertida y sorprendente que no te puedes perder.


(vídeo en dos partes)

Para profundizar en este tema te recomendamos su libro
DRIVE. The surprising truth about what motivate us

Tambien lo tienes en español:
La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (Ed. Gestión 2000)


Training in-company (18 horas)
12 Técnicas para resolver los problemas de modo que no se repitan


Training in-company (18 horas)
10 Técnicas para convertir equipos en Equipos de Alto Rendimiento (EAR)