El contexto actual con cambio constante, desconfianza en los mercados, competencia global, nuevas generaciones, internet 2.0, etc., obliga a replantear los esquemas tradicionales del liderazgo.

Los profesores de Esade, Ángel Castiñeira (Director de la Cátedra de Liderazgo) y José Mª Lozano, publicaron un artículo en el que sintetizaron en cinco puntos las tendencias emergentes en liderazgo que habían detectado en las empresas exitosas. Ver artículo completo aquí.

Te presentamos una síntesis de esos 5 ingredientes que te ayudarán a superar los nuevos retos:

1. Viaje a lo desconocido. Sólo con gestión de planes no es suficiente. Como mínimo hace falta lo mismo de liderazgo. Por ejemplo, imaginar posibilidades que supongan un futuro mejor por el que la mayoría están dispuestos a esforzarse, … y saber conducir a un colectivo hacia ese nuevo y desconocido lugar.

2. Generar entusiasmo. Las nuevas generaciones en los tiempos internet 2.0 son muy diferentes a las generaciones anteriores: muy colaborativos en red y creativos, pero altamente alérgicos a los sistemas tradicionales de autoridad. Ya no sirve gestionar la obediencia, hay que saber generar entusiasmo y crear objetivos comunes.

3. Motivar. Más allá de las motivaciones económicas hay que saber cómo movilizar las motivaciones de aprendizaje, maestría, significado,… de las personas de la organización.

4. Calidad humana. Más allá de los discursos, el líder ha de ser ejemplo, porque él es el modelo sobre el que se construyen los comportamientos y actitudes del colectivo.

5. Crear condiciones. Ya no se espera del líder que “dé órdenes”; lo que se busca es que sepa gestionar las interdependencias, que sepa crear condiciones para que las personas trabajen de forma transversal y colaborativa.