Dolencia frecuente en las empresas que si no se trata puede ser degenerativo. Se manifiesta con síntomas de alergia a la colaboración transversal y en que la culpa siempre es del otro. Otros síntomas como rivalidades internas, poca o nada orientación al cliente o pérdida de agilidad son también comunes.

Como nos explica Fernando Iglesias en su post “Efecto Tribu. Departamentitis”, los humanos tenemos la tendencia natural a organizarnos en tribus:

“Las tribus tienen una ventaja y suelen crear un problema. La ventaja es que nos sentimos conectados con los miembros de nuestra tribu, lo cual está muy bien. El inconveniente es que lo hacemos desde la confrontación con otras “tribus”, quizás para reafirmarnos, lo cual es muy perjudicial para nuestro bienestar y la cooperación.

En las empresas nos dan un rol, un equipo, un jefe, una tajeta y claro, todo esto no es neutro. En la empresa, a la tribu la llamamos departamento. Debido al efecto tribu, se genera lo que conocemos como “departamentitis“. Este efecto, al provenir de una tendencia humana ancestral, es como la gravedad, sucede sin hacer nada.”

Ver post completo aquí (fernandoiglesias.com)

Este vídeo muestra un experimento sociológico llevado a cabo por los psicólogos Mark McDermott (University of East London) y Philip Zimbardo (Stanford University):

Cuando las personas se dividen en grupos, éstas se unen con las personas de su grupo y al mismo tiempo aparecen tensiones con el otro grupo.

Tratamiento:

Para prevenirlo o curarlo, el La Gestión Lean de Procesos se ha constatado como una técnica de probada eficacia, precisamente porque parte de la colaboración horizontal entre departamentos y se enfoca en la generación de valor para el cliente. Sus “principios activos” actúan directamente en las causas:

• Vemos a la organización como varios procesos que atraviesan los departamentos
• Énfasis en optimizar el proceso completo, de principio a fin.
• Guerra al Derroche (actividad de No Valor Añadido)
• Fluidez: flexibilidad y reducción de Lead Time

Se recomienda que el tratamiento sea regular y sistemático.
¡Atención! Se han observado efectos secundarios cuando el tratamiento es persistente: fomenta la innovación y la motivación del empleado.

Si la dolencia se encuentra ya en estado avanzado, ¡no está todo perdido!.
Todavía se puede reforzar el tratamiento del Lean Management con el
desarrollo de habilidades como :

• Comunicación interpersonal
• Trabajo en equipo
• Liderazgo

Training in-company (18 horas)
12 Técnicas para simplificar y mejorar los procesos